Algunos consejos para que los niños aprendan a lavarse los dientes con más ganas apliquen su aprendizaje de una forma más eficaz:

1.- Regálale desde bien temprano un cepillo infantil Be Bamboo, verá que es diferente y más divertido, por lo que le entrarán más ganas de estrenarlo y darle uso, además le estarás introduciendo en valores como el respeto por el medio ambiente.

2.- Lávate los dientes junto a tu pequeño, ¡a los niños les encanta sentirse grandes! Además, toman ejemplo de las personas a su cargo, si utilizas un cepillo BeBamboo también, le gustará aún más, pues se sentirá más cercano/a a ti y tomará ejemplo.

3.- Enséñale frente al espejo y pídele que siga tus movimientos mientras se los explicas poco a poco para que aprenda a realizarlos de la misma forma y al mismo tiempo.

3.- Deja que lo intente solo/a pero bajo tu supervisión. Cuando lo realice de la forma correcta felicítale, si no lo realiza de la forma adecuada pide que lo repita siempre motivándole y haciéndole saber que puede.

4.- Crea un sistema de incentivos: puedes poner un papel en el refri y darle una estampa  para que la coloque cada vez que se lave bien los dientes. Cuando consiga por ejemplo 20 estampas, le felicitas con un pequeño regalo.

5.- Si observas que lavarse los dientes no le gusta y le parece una tarea aburridísima en la que no hay forma de motivarlo, proponle que lea un cuento o que escuche música.

El objetivo será siempre que el niño coja una rutina y un hábito, así como concienciar de la importancia que tiene lavarse los dientes cada mañana y después de cada comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *