La piel de los bebés es muy permeable y absorbe todo lo que se le aplica. Los productos y cosméticos industriales contienen muchas sustancias químicas que le pueden causar alergias y erupciones cutáneas, por lo cual es recomendable usar productos naturales para su limpieza y cuidados. A continuación te daremos algunos tips:

 

 

 

 

Evita el “aceite para bebé”, un aceite mineral derivado del petróleo, que bloquea los poros y no permite la correcta respiración de la piel, favorece en su lugar los vegetales y comestibles sin fragancias artificiales.

Sabemos que la piel de nuestro bebé se somete a cambios de temperatura, higiene frecuente, fricción constante por la ropa y cobijas y demás elementos que son una amenaza por su delicadeza y finura, de modo que los cuidados y atención que le brindemos desde las primeras etapas puede disminuir o prevenir el riesgo de eczema e infecciones, y qué mejor si lo hacemos de manera casera con ingredientes puros, naturales y ecológicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *