En los últimos años hemos sido testigos de algunos inventos realmente geniales que varias personas realizaron a lo largo del mundo en pro del ecosistema, los cuales son dignos de reconocimiento y que con suerte puedan ser distribuidos para su utilización masiva por todos nosotros.

1. Vasos comestibles

Tal como su nombre lo indica, un joven argentino de 19 años construyó una máquina capaz de producir vasos que se pueden comer y se degradan en tan sólo dos semanas. Sabemos de la contaminación que producen los productos desechables de plástico y de unicel, así que estos vasos hechos a partir de un extracto de alga japonesa se pueden utilizar para cualquier bebida, pues se pueden fabricar de distintos sabores, sin dañar el medio ambiente y sin producir desechos.

2. Lámparas de sal y agua

Este invento surgió a partir de una experiencia en comunidades filipinas de bajos recursos sin energía eléctrica que vivió una emprendedora de aquel país. Increíblemente funciona durante ocho horas con sólo dos cucharadas de sal y un vaso de agua, mediante tecnología que consiste en celdas galvánicas y cloruro de sodio. Y no sólo emiten luz, sino que es posible utilizarlas para cargar celulares.

3. Pedalear para ahorrar

Manoj Bhargava inventó una bicicleta fija que al pedalearla acciona un dínamo para producir la energía necesaria para todo un día. Sin duda es un aparato sumamente verde, pues no genera contaminación, disminuye la factura de luz y fomenta el ejercicio, además de que está pensada para poblaciones de escasos recursos o en núcleos aislados, quienes se beneficiarían mucho con la implementación en su hogar.

4. Agua del aire

En el mundo existen miles de personas que no tienen acceso a ríos o lagos para extraer agua, y están desprovistas de los mecanismos necesarios para el abastecimiento de este recurso vital. Por eso, en Chile han creado un invento llamado FreshWater, el cual captura las partículas de agua del aire y las condesa, tal como las nubes del cielo capturan y purifican partículas del aire que son aptas para su consumo. Esta máquina puede captar y purificar entre 9 y 30 litros de agua al día, y funciona tanto con electricidad como con energía solar.

5. Bicicletas de papel

Desde hace unos años hemos escuchado de una tendencia creciente de bicicletas ecológicas, como las fabricadas de madera, de bambú, de botellas de plástico, hasta las eléctricas y las solares, pero ahora toca hablar de las Urban GC1, la primera bici de papel del mundo inventada por el mexicano Alberto González. Construidas a base de papel, piezas de plástico, unicel, caucho y acero reutilizable, son resistentes al clima adverso, son amigables con el ambiente y a un precio accesible. Sin hablar del diseño único que las vuelve súper originales.

¿Y qué te parecen estos inventos? ¿A poco no quisieras probarlos todos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *