Comencé a exfoliar mi cuerpo con diferentes productos que tenían químicos, me di cuenta que mi piel cada vez se encontraba más reseca e hiper-sensible. 😦 Mi abuelita me dio una receta natural, y puedes reciclar los granos de café para no tirarlos a la basura.

Necesitas:
☕1/2 taza de café molido, en granitos.
☕1/2 taza de aceite de almendras o de coco.
☕ 2 cucharadas de miel.
☕ EXTRA: si tienes cápsulas de vitamina E puedes echarle dos cápsulas a la mezcla, (únicamente el líquido, no la cápsula completa).
1. Revuelve bien los ingredientes en un frasco de vidrio. (Puedes refrigerarlo).
2. Mientras te bañas, aplica el exfoliante y déjalo en tu piel por dos minutos. Así absorberá la vitamina y los nutrientes que tienen los aceites con el café.
3. ¡Tu piel queda suavecita! 😍☺️🍃🌱

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *