¿Eres de las personas que compra ropa nueva en cada temporada o que aprovecha las ofertas que ofrecen las grandes marcas de ropa? ¿Ya no sabes dónde guardar toda tu ropa e incluso tienes mucha ropa que no has estrenado? Entonces tú eres consumidor de ropa fast fashion.

El término fast fashion (moda desechable) se usa en la industria textil, y hace referencia a la producción en serie de prendas, y que también se caracterizan por tener un bajo costo. Esta ropa es desechable, ya que sólo se usa durante una temporada, pues las grandes marcas se encargarán de ofrecerte modelos nuevos durante cada cambio de temporada. La innovación, los bajos costos de las prendas y el consumismo han sido la clave para que este método comercial siga teniendo éxito.

 

Parecería que consumir ropa fabricada bajo estos parámetros no causa ningún problema, pero ahora vamos a explicarte cuáles son las consecuencias que acarrea este proceso mercantil:

 

 

La industria textil tiene un gran impacto ambiental, y está en las manos de los consumidores exigirles a las grandes marcas que adopten medidas amigables con el medio ambiente, pero además de esto, aquí te damos algunos consejos para que tu ropa te dure más y así consumas menos:

 

 

Como puedes ver, no es nada difícil mantener tu ropa cuidada y en buen estado, y al consumir menos prendas de la industria textil pasajera y desechable le harás un gran favor al planeta. Como último consejo te recomendamos reutilizar el agua que uses en la lavadora, ya sea usándola para regar las plantas o para lavar los pisos. ¡Recuerda que unidos podemos hacer un planeta más verde! #ViveVerde

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *