NOTICIAS VERDES

El bambú negro. 

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados al bambú de tonalidades verdes, amarillas o cafés, pero, ¿sabías que también existe el bambú negro? Hablemos un poco sobre esta variedad.

El bambú negro es originario del continente asiático pero también se encuentra en Sudamérica y Australia, y principalmente crece en climas tropicales. A pesar de que su crecimiento es más lento que el de las especies claras, este tipo también es muy versátil y resistente, además de que gracias a su color, posee una ventaja sobre los demás, pues el color negro tiende a absorber una mayor cantidad de luz. Sin embargo, como no es tan popular y es más difícil de encontrar, su valor es mucho más elevado que el de las especies tradicionales.

¿Qué usos tiene?

Dependiendo de la especie, el bambú negro puede utilizarse en distintas aplicaciones, desde la arquitectura para la construcción de muros, escaleras y pisos, hasta el diseño de interiores y paisajismo, con resultados que llaman mucho la atención, ya que el color de sus tallos se distingue por su elegancia y sobriedad.

Al igual que el bambú tradicional los brotes jóvenes tienen usos comestibles; usos medicinales como depurativo, diurético, expectorante, sedante y para tratar fiebres, vómitos y hemorragias nasales. El jugo de los tallos es expectorante, antitusivo y sedante. Su corteza es antiemética y la raíz astringente, antipirética y diurética.

Como decoración tiene muchas ventajas por sobre otras especies de plantas, pues pueden crecer en macetas, si se cuida su riego frecuente. También se adaptan a cualquier tipo de suelo y pueden crecer junto a otras especies de bambú. Se pueden plantar casi en cualquier lugar, pues soportan tanto la exposición directa al sol, la media luz e incluso la sombra; las varas resisten hasta -20 °C y su follaje hasta los -10 °C. Y si se quiere tener en espacios reducidos, lo mejor es que no llegan a crecer mucho, sólo alrededor de ocho metros en un transcurso de diez años, y su diámetro es de unos 20 centímetros.

Además se utilizan en la cestería y como materia prima para artesanías diversas, artículos de mimbre, cañas, instrumentos musicales y fabricación de paraguas y bastones.

Así pues, esta hermosa variedad de bambú también cuenta con muchísimas características, que no le piden nada a las especies tradicionales. ¿A poco no te gustaría plantarlos en tu jardín para darle un toque especial?