Una alimentación sana no sólo se basa en el consumo de nutrientes esenciales, sino que muchas veces están implicadas otras motivaciones y pensamientos, como el caso de un estilo de vida vegetariano o vegano, que implica ir más allá de no comer productos provenientes de animales, para involucrar el respeto tanto a la vida de éstos como a la naturaleza en general. Pero, seas vegetariano o no, nuestra dieta puede mejorar si expandimos nuestra visión hacia el ámbito de los accesorios en la cocina: una cocina amigable con el medio, con equipo y utensilios ecológicos fabricados en bambú, más una alimentación sana, es la combinación perfecta para un modo de vida más verde y saludable.

 

Por sus características, el bambú es una planta que se presta a ser transformada en madera para su utilización en varios ámbitos, y no sólo en materia de arquitectura, sino que su anatomía delicada y a la vez resistente lo vuelven ideal para la fabricación de varios objetos y utensilios que ni te imaginabas que podías adoptar en el hogar.

 

¿Pero por qué es un material apto para implementar en nuestra cocina?

El bambú es imputrescible, no produce, su crecimiento es rápido y constante, evitando la deforestación excesiva y desmedida; es muy resistente, flexible e impermeable, y lo mejor de todo, ¡es 100% biodegradable!

 

Entonces, ¿qué mejor manera de apoyar a la ecología —y a nuestra dieta verde— que adquiriendo productos que dejarán una huella casi nula? Por ejemplo, una vajilla fabricada con dicho material puede ser enterrada en nuestro jardín cuando queramos desecharla y ésta se degradará en tres años, un tiempo demasiado corto si se le compara con otros materiales, como el plástico, el cual puede tardar alrededor de 300 años; el vidrio, unos 4000 años; la cerámica, que dependiendo de su proceso de elaboración, puede tardar miles de años; o el unicel, uno de los productos menos amigables con el ambiente, que además de permanecer en la tierra unos 1000 años, produce sustancias tóxicas y cancerígenas que afectan a la capa de ozono y a nuestro organismo.

 

Así pues, si eres una persona comprometida con el ambiente, intenta cambiarte a los productos ecofriendly hechos de bambú, útiles, resistentes, saludables, que no dañan tu salud al no dejar ningún rastro, gusto diferente en tus alimentos, ni sustancias químicas y tóxicas, y que marcarán una pequeña diferencia, pues en nuestras manos está el cooperar con un granito de arena en la recuperación del planeta.

 

Aquí puedes encontrar nuestras vajillas de bambú: http://bit.ly/2kufyeg

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *