Sábanas

Una sábana es un lienzo grande hecho con fibras de algodón, lino o cualquier otro material, que sirve para vestir una cama. Por cuestiones de higiene y estética, anteriormente las sábanas se fabricaban sólo en color blanco, no obstante, en la actualidad, las sábanas se pueden fabricar en cualquier color.

Existen sábanas de distintos tamaños y modelos, pero hay ciertas características que deben cumplir las sábanas para que sean funcionales. Las sábanas forzosamente requieren ser más grandes que la superficie del colchón que van a cubrir, de lo contrario no sería posible vestir la cama. Las sábanas también deben brindar higiene y confort a las personas, pues requieren ser mucho más suaves que el resto de la ropa con la que se viste una cama.

Uno de los materiales con los que se pueden crear sábanas es con la fibra de bambú. Las sábanas de bambú tienen diferentes propiedades benéficas para las personas, son hipoalergénicas, antibacteriales, su textura es similar a la de la seda, y conservan su tersura a pesar del uso de la tela.

Las sábanas de bambú también funcionan como aislante térmico, en verano ayudan a mantener el cuerpo fresco, y en invierno lo mantienen cálido. También son recomendadas para personas que tienen sudoración excesiva durante la noche, alergias, asma, piel sensible, etc.

Las sábanas de bambú absorben cualquier tipo de humedad de forma rápida, evitan los malos olores, y eliminan hasta un 99% de las bacterias producidas con el sudor corporal. Las sábanas de bambú suelen estar compuestas por una cantidad de 300 hilos, que es equivalente a una sábana de 800 hilos de algodón.

Otra de las ventajas de las sábanas de bambú es que su tela no forma grumos como las sábanas que están hechas por medio de material sintético. Sin mencionar que la fibra de bambú es un material mucho más resistente que el algodón, lo que permite que las sábanas hechas con este material tengan una vida útil más larga.