Diariamente consumimos diferentes productos sin conocer su origen o el proceso por el que tienen que pasar una vez desechados. El crecimiento de la población y del consumismo ha incrementado el número de desechos orgánicos, inorgánicos y tóxicos, es por ello que cada vez que pensemos en deshacernos de algo debemos reflexionar sobre si es un producto que puede ser útil para alguien más, si le podemos dar un uso diferente para el cual fue creado o incluso si realmente debemos tirarlo. Para tener un panorama más amplio sobre el impacto que puede tener el consumo de ciertos materiales elaboramos esta infografía que nos explica el tiempo de degradación de cada uno de ellos.

infografía Degradación de materiales

Como podemos observar, la mejor opción es el consumo de materiales orgánicos y renovables, tal es el caso del bambú, el cual tarda menos tiempo en degradarse teniendo un impacto más positivo en el medio ambiente. ¿Qué tal si en vez de una botella de plástico utilizamos un recipiente ecológico? ¿Qué tal si en vez de accesorios de plástico para nuestros smartphones utilizamos fundas de bambú que además dan un toque natural? ¿Y si en lugar de prendas sintéticas como poliéster y nylon utilizamos fibras naturales que tienen un proceso de elaboración eco-amigable?

Pequeñas acciones y pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo son los que nos llevan a detener el deterioro ambiental y a crear un mundo mejor para las futuras generaciones.

¡Vive Verde!

compartir en:

compartir en facebookcompartir en google+compartir en twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *